LA HISTORIA

EMPRESA FAMILIAR DESDE 1962

Corría el año 1962, Albert y Elizabeth Schullo ansiaban quedarse en Ecuador. Tres años de voluntariado en Ibarra, Otavalo y Quito no podían perderse, pero había que ganarse el pan y los ahorros se estaban acabando.

“¿Qué tal si vendemos alguna delicia de esas que preparábamos en casa allá en Chicago?”, se preguntaban.

Quien sabe a lo mejor por ser los primeros donuts hechos en Ecuador, la primera mantequilla de maní, la primera marca de miel de abejas purita, más claro pioneros en casi todo, la gente estaba contenta y quería más. 

Para cautivar a la gente de por vida Albert Schullo se armaba con los mejores y más frescos alimentos y para ello Ecuador era el paraíso: abundaban la miel, frutas y cereales naturales sin industrializar.

Aquí va una anécdota de cómo se seleccionaba el maní. Qué rico el aroma del auténtico maní manabita y lojano recién tostado.   Para pelar a mano el maní era aventado a la “calle” sobre la ladera de Guápulo.  El reciclaje era buenísimo… unas cabras trepaban la loma y se comían las cáscaras y el maní de desecho.  Un vecino pidió que le guarden un poco de cáscara para fertilizar su terrenito en Calderón; decían las malas lenguas que ese año el maíz sabía a maní.

Y de la miel de abejas qué decir. Albert recorría con su camioneta los valles de Quito recogiendo miel de abejas recién cosechadita, y se puso sus propias colmenas en Tumbaco, pero algún comedido se las fue robando.  En fin, qué maravilla la miel, y como la gente confiaba en “mister” Schullo, Albert siguió buscando cada vez más lejos, después de un día entero por carretera hasta a Guaranda llegó.

La aventura de buscar y preparar alimentos naturales, sanos y nutritivos continua.  Vamos ya tres generaciones y vez tras vez queremos decirles a todos nuestros amigos GRACIAS POR PREFERIRNOS.